Artrosis cervical: Causas y tratamiento

17 enero, 2018 0
destacadaartrosis.jpg

La artrosis cervical es una enfermedad degenerativa de las articulaciones y de los discos que se encuentran en la columna cervical. Es una patología relativamente común que aparece sobre todo a partir de los 50 años y afecta a un 10% de la población española.

En realidad, es uno de los muchos tipos de artrosis, una enfermedad crónica que produce el desgaste de las articulaciones. En este caso, el foco de deterioro del cartílago es la columna vertebral, concretamente la zona cervical. Esta área comprende el esqueleto del cuello y está formada por siete vértebras que se articulan entre sí.

Al ser una enfermedad degenerativa, lo que comienza como una degeneración del cartílago que hay en las articulaciones, va avanzando hasta afectar a los discos intervertebrales y las vértebras.

Síntomas de la artrosis cervical

Los síntomas básicos de la artrosis cervical o cervicoartrosis son el dolor y rigidez en el cuello a la hora de ejecutar movimientos. Algunos efectos asociados son dolor de cabeza, pérdida de fuerza y equilibrio, hormigueos y alteraciones visuales, entre otros.

De hecho, el dolor del cuello puede irradiarse a otros lugares del cuerpo como los brazos y las manos. También puede desencadenar una mielopatía cervical cuando una vértebra o un disco presionan sobre la médula espinal y produce, en consecuencia, debilidad en las piernas o incontinencia.

Causas de la cervicoartrosis

La causa principal de la artrosis cervical es el envejecimiento. Lesiones anteriores en el cuello son otra de las causas principales, sobre todo traumatismos agudos como una luxación vertebral. Asimismo, las personas que han realizado determinadas profesiones o deportes que hayan generado estrés en el cuello son más proclives a padecer esta enfermedad.

Igualmente, mantener posturas incorrectas durante un período prolongado de tiempo puede desempeñar un papel importante en el desarrollo de la artrosis cervical. En cualquier caso, no hay un único factor desencadenante, sino más bien una suma de agentes genéticos y circunstancias ambientales.

Artrosis cervical

Consejos

Cuando los dolores se presentan lo mejor es acudir al médico. El diagnóstico es sencillo, ya que los síntomas apuntan a menudo a la enfermedad. El reumatólogo realizará una examinación física y confirmará la artrosis cervical con pruebas diagnósticas como una radiografía o una resonancia magnética.

Por otro lado, para prevenir la enfermedad o aliviarla una vez que se ha manifestado, se pueden seguir una serie de consejos. En primer lugar, es importante evitar movimientos o posturas forzadas de la columna.

Esto ocurre sobre todo en el trabajo, cuando se pasan muchas horas enfrente del ordenador, pero también es cada vez más común durante el tiempo de ocio debido a la gran cantidad de horas que pasamos mirando el teléfono y otros dispositivos. Por ello, es importante mantener las posturas adecuadas en todo momento.

Por otro lado, dormir con una almohada baja es mejor para la columna cervical. También hacer ejercicios específicos de musculatura del cuello es bastante importante. Estos son muy sencillos como, por ejemplo, inclinar la cabeza de un lado a otro o girarla con movimientos circulares en ambos sentidos.

Ya si el dolor es agudo conviene tener el cuello en reposo. Se puede emplear un collarín cervical blando para ello y siempre viene bien aplicar calor local, que puede hacerse con una manta eléctrica.

Tratamiento para curar la artrosis

cervicoartrosis

Actualmente no existe un tratamiento curativo de la artrosis, pero sí algunos que van destinados a aliviar el dolor. Normalmente el médico receta al paciente analgésicos o antiinflamatorios que deben complementarse con ejercicios de movimientos y estiramientos, acudiendo a menudo a la fisioterapia. La hidroterapia, los baños termales, la acupuntura o los ultrasonidos son también recomendados en muchos casos.

En nuestros hoteles terapéuticos Senator Mar Menor Golf & Spa Resort y Senator Banús Spa Hotel ofrecemos un tratamiento especial dirigido a aliviar los síntomas de la artrosis cervical.

Este se basa en la terapia integrativa acuática, que consiste en la aplicación de suaves masajes y estiramientos en el agua hipersalina donde el paciente flota beneficiándose a la vez de las propiedades relajantes y remineralizantes. El efecto de ingravidez de esta agua es una experiencia única que le aportará el relax y bienestar necesario para dejar de lado todo tipo de estrés.

El tratamiento para la artrosis forma parte de un programa integral, por lo que además de la terapia integrativa acuática, durante su estancia disfrutará también de hidroterapia, aplicaciones de lodos del Mar Menor, una alimentación alcalina, drenaje y detoxinación en un lugar con un paisaje y clima únicos.


Dejar un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada. Campos obligatorios marcados con *


Logo-Footer

Le ofrecemos los servicios de un Hotel Terapéutico con programas para diferentes patologías y todos los elementos necesarios para ofrecer un servicio de calidad, altamente diferenciador y exclusivo.

Senator Banús Spa Hotel

Urb. Benamara, Crta N-340 KM 168
29688 Estepona (Costal del Sol)
Málaga

Tlf: (+34) 951 05 55 00